jueves, 8 de diciembre de 2011

Hoy les cuento otra historia que hace tiempo tuve la oportunidad de conocer y me pareció sencillamente abrumadora. Trata sobre la peculiar aventura que día a día el 'Team Hoyt' -el equipo Hoyt en inglés- a la que se embarcan día tras día Dick Hoyt y su hijo Rick Hoyt.
Ryck padece una enfermedad desde pequeñito que le mantiene incapacitado para realizar diversas acciones como andar, correr, saltar... y va siempre acompañado de su padre Dick. A día de hoy todos conocen al equipo Hoy como un ejemplo de superación, lucha, valentía y coraje envidiable. Dick mostraba un interés especial sobre los maratones más conocidos e incluso participaron en el 'Ironman' o en otras palabras, los Maratones más duros que se pueden llegar a imaginar... compuestos de muchísimos Kilómetros. Fue entonces cuando el hijo le preguntó a su padre, '¿Papá, formarías parte en el maratón conmigo?' El padre respondió: 'Sí.' Fueron al maratón y lo completaron juntos. Padre e hijo fueron juntos a otros maratones, el padre siempre decía 'sí' a las solicitudes de su hijo de ir juntos en las carreras. Un día, el hijo le preguntó a su padre, ' Papá, vamos a participar juntos en el 'Ironman' ' El padre le dijo si tambien. El triatlón Ironman abarca un 2,4 millas (3,86 kilómetros) nadando en los océanos, seguida por una 112 millas (180,2 kilometros) paseo en bicicleta, y terminando con un 26,2 millas (42,195 kilometros) maratón a lo largo de la costa de Big Island.




No hay comentarios:

Publicar un comentario