viernes, 9 de diciembre de 2011

En busca de la felicidad (escrito por mí)

La  vida consiste en ser tercos. La vida intenta derribarnos una y otra vez. Luchamos cada día contra un destino del que no podemos escapar. Desafiamos a la muerte cada día, sin darnos cuenta de que cada día que te despiertas puede ser el último. La vida nos da palos. Cuando creemos que todo va bien pasa algo y parece que se nos cae el mundo encima. La vida consiste en luchar, en ser más fuerte que los que intentan hacernos daño. Las personas a las que odiamos nos hacen daño, los desconocidos te hacen daño, pero nunca he sufrido tanto como cuando el que me ha hecho daño ha sido alguien a quien quería. También la naturaleza puede hacernos daño. Los desastres naturales, la muerte... Pero también el azar nos juega malas pasadas. Prácticamente todo puede volverse contra nosotros. No digo que personas, naturaleza y azar no nos provoquen también los momentos más bellos de nuestra existencia, pero siempre hay algo malo. Siempre hay alguien que intentara derribarte, o alguien que queriendo o sin querer nos va a hacer daño. Por eso debemos saber levantarnos siempre, cada vez que nos caigamos. Tenemos que luchar para ser felices. Cada día es una prueba, un desafío. Solo ganan la felicidad los más fuertes, los más persistentes, los más luchadores, los que realmente la quieren.
Lucha por tus sueños.
No dejes que te derriben, eres más fuerte que eso. Y si lo hacen, te levantas y punto.


Demuéstrale al mundo que nada ni nadie podrá con tu sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario