lunes, 7 de febrero de 2011

Mio

No sufras por quien no sufra por ti. Echa de menos solo a aquellos que se lo merezcan. Quien merece tus lágrimas no te hará llorar. No te enamores de la persona equivocada.  
Y ahora olvida todo eso, porque casi nunca podrás cumplirlo, no podemos controlar nuestros sentimientos. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario