lunes, 31 de enero de 2011

Mio

Hoy he tomado la decisión que debería haber tomado hace mucho tiempo. Me siento optimista. De verdad me importaste, pero me has demostrado que yo a ti no. Has jugado conmigo, sin importarte como pudiera sentirme yo. Pero eso va a acabar. Puede que me cueste, pero estoy dispuesta a olvidarte. A sacarte de mi vida como si nunca hubieras estado, y cuando te recuerde pensar que solo fuiste un error. Lo peor de todo es que no entiendo porque me hiciste eso. ¿De verdad nunca te importé? Bueno, en realidad no me importa, ya no. Porque no merece la pena preocuparnos por las personas que no se preocupan por nosotros.
Te olvidaré, para siempre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario