viernes, 28 de enero de 2011

Mio

Me hace gracia que seas tan egocéntrico. ¿De verdad creíste que estaría ahí siempre después de todo? ¿Qué te querría siempre aunque no me hicieras caso? Quiero que sepas que se acabó, que puedo seguir sola. Que sin apenas darte cuenta me he olvidado de ti. Ya no necesito que me abraces para sentirme en casa, no necesito que me acaricies para sentirme bien ni verte sonreír para ser feliz. Ahora solo quiero salir por ahí con mis amigas y pasármelo como nunca, y, ¿por qué no? conocer a algún chico que sepa valorarme como tu no supiste. No te necesito, ya no. Aunque debo admitir que siempre recordaré esos besos, no fueron muchos pero si inolvidables. Espero que disfrutes de tu vida como yo pienso hacerlo, ahora más que nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario