sábado, 29 de enero de 2011

He perdonado errores casi imperdonables, he intentado sustituir personas insustituibles y olvidar otras inolvidables. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario